sábado, 30 de abril de 2011

SOBRE LA LIBERTAD DE PRESCRIPCION

Estamos en crisis, por si no lo habíais notado o no habíais leído algún pequeño breve en la prensa. Y, ahora más que nunca, las administraciones sanitarias, sean del signo político que sean, necesitan de medidas destinadas a incrementar la eficiencia del sistema sanitario público.
Uno de los aspectos que siempre se ha planteado a la hora de ajustar el gasto ha sido la financiación de fármacos, aunque, probablemente,existan otras bolsas de ineficiencia mayores, pero que presentan mas dificultades, no siempre comprensibles, de abordaje.
En los últimos meses varias comunidades autónomas han impuesto medidas de contención del gasto en farmacia, que han levantado opiniones a favor y en contra, llegando incluso algunos a plantear que vulneraba la libre prescripción médica.
En este escenario la Organización Médica Colegial ha emitido el siguiente documento:



En este documento se enumeran los documentos legales en los que se ha basado el análisis de la libre prescripción y se emiten las siguientes CONCLUSIONES:











Primera.- No hay nada que objetar desde el punto de vista deontológico a las medidas de selección de medicamentos que puedan realizar las distintas administraciones sanitarias entendiendo que los medicamentos que se puedan intercambiar o sustituir tienen similar eficacia, seguridad y calidad entre sí. De hecho esto ya se viene haciendo desde hace años en los hospitales públicos mediante políticas locales de compras en farmacia y/o protocolos de intercambio terapéutico.
Segunda.- En estos momentos es necesario juzgar y analizar la prescripción médica con mucha prudencia y un grado importante de corresponsabilidad dado que nos movemos en una realidad de preocupante incertidumbre por la sostenibilidad del sistema sanitario público.
Tercera.- Este tipo de iniciativas no deterioran la calidad de la asistencia muy al contrario pueden generar, mediante la optimización del gasto farmacéutico, un ahorro económico que debería permitir atender otras necesidades asistenciales.
Cuarta.- Tampoco suponen, en base a los criterios deontológicos expuestos, una vulneración de la libertad de prescripción del médico y mucho menos un riesgo para la seguridad de los pacientes. Más bien parecen actos de responsabilidad administrativa muy necesarios que no merecen ningún reproche ético.
Quinta.- No es función de esta Comisión Central de Deontología valorar la competencia o no de una Administración Autonómica para legislar y llevar a cabo las medidas mencionadas, sino la valoración de los aspectos deontológicos de las mismas. En consecuencia este posicionamiento deontológico no debe interpretarse por ningún interés de parte en cualquier conflicto competencial

Una opinión importante en estos tiempos de ajustes.

miércoles, 27 de abril de 2011

HERRAMIENTA FRAX: CÁLCULO DEL RIESGO DE FRACTURA

Siguiendo con el capítulo inaugurado en el anterior post sobre herramientas útiles para la consulta del médico de Familia, en este post hablo de la Herramienta FRAX, desarrollada por la OMS para evaluar el riesgo de fractura en pacientes.

La herramienta FRAX® es un programa informático que se encuentra disponible la WEB http://www.sheffield.ac.uk/FRAX/index.jsp?lang=sp y que calcula la probabilidad de fractura a 10 años, proporcionando la probabilidad de fractura de cadera y de las fracturas osteoporóticas más importantes a 10 años (fractura clínica vertebral, antebrazo, cadera u hombro).

Los factores de riesgo que se utilizan son los siguientes:

Edad

Sexo

Peso

Estatura

Fractura previa

Padres con Fractura de Cadera

Fumador Activo

Glucocorticoides

Artritis Reumatoide

Osteoporosis secundaria

Alcohol, 3 o más dosis por día
Densidad Mineral Ósea (DMO)


Se realiza cumplimentando el siguiente cuestionario online sobre los anteriores items:




Esta herramienta no indica a quien tratar. Esta decisión queda a criterio clínico, pero puede resultar razonable tratar a las personas con riesgo superior a 20%, aunque habrá que tratar a cada paciente de forma individualizada valorando su comorbilidad.

lunes, 25 de abril de 2011

HERRAMIENTAS PARA EVALUACIÓN DE POLIFARMACIA

En los últimos meses han aparecido en varios medios de comunicación diferentes versiones de esta noticia: el 35% de los pacientes que acuden a urgencias lo hace por reacciones adversas provocadas por la medicación que está tomando.

Hay diferentes estudios que demuestran la importancia de la polifarmacia, fundamentalmente en población anciana, precisamente una de las que presenta más riesgo de yatrogenia. Según algunos de estos estudios cuando se toman 7 fármacos la posibilidad de interacción farmacológica es del 82%, llegando casi al 100% si se utilizan 10 medicamentos.

Si analizáramos todos los factores responsables de la polifarmacia, probablemente daría lugar a un listado de dificil fin. Resumiendo podríamos destacar los siguientes :

- Utilización de fármacos sin indicación clara o contraindicados.
- Escasa utilización de fármacos con clara indicación en pacientes ancianos.
- Polifarmacia en cascada: tratamiento de un evento adverso o de una yatrogenia con otro fármaco.
- Prescripción por múltiples médicos.
- Falta de coordinación terapeútica (inexistencia de un profesional que coordine la medicación del paciente).

Seguro que hay muchos más.

Lo que si está claro es que es necesario extremar las precauciones con los pacientes ancianos y utilizar herramientas validadas para la ayuda en la toma de decisiones en el uso de fármacos en pacientes ancianos polimedicados.

En la página del CedimCat podemos encontrar un número uy interesante de herramientas para valorar la calidad de la prescripción en pacientes ancianos y en polimedicados, incluyendo los Criterios de Beers (Incluyen dos listados de medicación potencialmente inapropiada: Fármacos que deberían ser evitados en las personas mayores de 65 años debido a su ineficacia, o por presentar unos riesgos innecesarios con alternativas más seguras y Fármacos que no se deberían utilizar en personas mayores con determinadas patologías) y los Criterios Stopp (69 criterios de medicación inapropiada, organizados por sistemas: cardiovascular, respiratorio,…)) y los Criterios Start (relación de 22 tratamientos que serían recomendables
Para finalizar os dejo algunas Estrategias para mejorar la prescripción en ancianos, recogidas de INFAC, publicación de Osakidetza:

• Realización de una prescripción razonada.
• Consideración de tratamientos no farmacológicos.
• Revisión periódica de la medicación.
• Interrupción de  terapia innecesaria.
• Consideración como posible RAM cualquier nuevo síntoma (caídas, confusión, incontinencia urinaria, cambios de comportamiento,depresión…).
• Sustitución de algunos fármacos por alternativas más seguras.
• Uso de dosis recomendadas en ancianos.
• Monitorización de fármacos problemáticos.
• Promoción de la adherencia al tratamiento.

sábado, 23 de abril de 2011

UNIDOS PARA CAMBIAR LA ATENCIÓN PRIMARIA

Estamos viviendo en los últimos meses tiempos convulsos en la Atención Primaria española, tanto a nivel estatal por decisiones estratégicas a nivel nacional (Unidades Docentes Multiprofesionales, Creación de la Especialidad de Urgencias), como a nivel autonómico, por problemas específicos de determinadas autonomías (Madrid, Cataluña...).
Además se suma el desprestigio que la especialidad de Medicina Familiar parece tener entre los estudiantes de medicina que aprueban el MIR, probablemente el mismo que tiene entre la propia profesión médica, y que lleva a que más de 300 plazas de formación especializada en Medicina de Familia hayan quedado vacantes.

Vivimos en crisis y crisis significa cambio.

Y en los cambios se necesitan líderes que aglutinen esfuerzos, sumando en lugar de restar, uniendo en lugar de separar.
Necesitamos unión de los médicos de atención primaria, de los médicos de familia españoles para poder liderar el cambio que necesita nuestra Atención Primaria.
Las sociedades científicas de médicos de familia estan obligadas, por representar a quien representan, a trabajar unidas para conseguir que la Atención Primaria no muera, como algunos agoreros ya han anunciado.

La Atención Primaria está acostumbrada a ser la cenicienta del sistema sanitario, pero ahora debemos estar unidos para sacarla de este pozo cada vez más profundo en el que está cayendo y al que algunos le están empujando de manera insistente.

miércoles, 20 de abril de 2011

Razones de la Comisión Nacional de Medicina Familiar y Comunitaria para dimitir


La Comisión Nacional de Medicina Familiar y
Comunitaria ha decidido, por unanimidad, suspender su
actividad y retirar su apoyo al actual proyecto de
formación especializada.

El reciente anuncio de la Ministra de Sanidad de creación de nuevas especialidades sin el desarrollo previo de la troncalidad y la mala planificación en la oferta de plazas MIR a pesar de los reiterados informes enviados en estos últimos años son los desencadenantes de la decisión.
La primera función de una Comisión Nacional de especialidad es el asesoramiento al
órgano que la crea, y dado que la Comisión Nacional de Medicina Familiar y
Comunitaria considera que no se han atendido ninguna de sus recomendaciones, ha
trasladado a la titular del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad su decisión
de suspender su actividad y retirar su apoyo al actual proceso de reforma de la
formación especializada.
Respecto a la Troncalidad, la Comisión Nacional de Medicina Familiar y Comunitaria
considera clave la reforma planteada por la LOPS en relación a la creación de la
troncalidad y de las áreas de capacitación específicas (ACES) y hasta ahora ha apoyado
las reflexiones del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud y, en
general, el proceso.
Pero el anuncio de creación de nuevas especialidades en este momento, cuando el
Real Decreto que debe regular la troncalidad y ACE está en discusión por parte de las
Comunidades Autónomas y otros colectivos profesionales, traiciona la forma y el fondo
de todo el proceso, sin esperar las aportaciones de las CCAA y sin atender la propuesta
de tres Comisiones Nacionales: Medicina Interna, Medicina Intensiva y Medicina
Familiar y Comunitaria, acerca de crear Urgencias y Emergencias como Área de
Capacitación Específica. Asimismo no se ha atendido el “decálogo de buena
planificación de la troncalidad” propuesto por la Comisión Nacional y los Jefes de
Estudio de Unidades Docentes de Medicina Familiar y Comunitaria, que pivota sobre la
la elección de especialidad al finalizar el tronco y el desarrollo de la carrera profesional
docente.
A esto se suma la falta de equilibrio de la oferta de plazas MIR en las convocatorias de
los últimos años. En efecto, desde hace años esta Comisión Nacional desarrolla un
intenso trabajo de asesoría sobre la oferta anual de plazas de residentes de MFyC y de
su balance con el resto de especialidades, de manera que su número y distribución por
especialidades se ajuste a las necesidades del Sistema Nacional de Salud. Pero de
forma reiterada, año tras año, son desatendidas sus propuestas. El año pasado no se
produjeron vacantes por la presencia masiva de médicos extracomunitarios, pero este
año, al regular este aspecto, se van a producir un gran número de vacantes que
afectarán sobre todo a MFyC, ya que es la que mayor número de plazas oferta por ser,
precisamente, una de las más deficitarias. Y ello a pesar de que, tras la adjudicación de
las primeras 5.050 plazas, Medicina de Familia estaba en el puesto 25 de preferencias
de elección sobre el total de las 47 especialidades ofertadas; es decir, había 24 con
mayor número de plazas elegidas (o habían agotado todas sus plazas) y 22 con menos.
Sobredimensionar la oferta global mucho más allá del número de licenciados
españoles y, sobre todo, de las necesidades del sistema sólo lleva a tener una amplia
plantilla de residentes, pero pone en situación de precariedad a algunas especialidades
que son en algunos casos estratégicas, como la Medicina Familiar y Comunitaria;
genera bolsas de paro en especialidades menos demandadas por el sistema, precariza
el empleo y genera la reespecialización masiva.
Esta situación está poniendo en grave riesgo el futuro de la Atención Primaria y con
ella la sostenibilidad del conjunto del Sistema Nacional de Salud basada en la equidad y
la cobertura universal, tal y como está concebido en el marco de las Leyes vigentes.
La Comisión Nacional considera que para poder normalizar su actividad es preciso:
- No aprobar ninguna especialidad nueva hasta que no esté aprobado el Real Decreto de
troncalidad y de áreas de capacitación específicas.
- Considerar los requisitos de planificación de la troncalidad propuestos por la Comisión
Nacional y Jefes de Estudios de Medicina Familiar y Comunitaria
- Considerar el catálogo final de especialidades médicas en el marco de la troncalidad,
valorando el preceptivo informe del Consejo y de las Comisiones Nacionales.
- Considerar seriamente y aplicar las propuestas de planificación de plazas realizadas
por la Comisión Nacional.


Madrid 13 de abril de 2011


MIEMBROS DE LA COMISIÓN NACIONAL DE MEDICINA FAMILIAR Y COMUNITARIA
Dª Verónica Casado Vicente. Presidenta. Vocal por Comisión Recursos Humanos del SNS
D. Francisco Pablo Cerezuela. Vicepresidente. Vocal por Comisión Recursos Humanos del SNS
D. Rafael Manuel Micó Pérez. Vocal por Comisión Recursos Humanos del SNS
D. Eduardo Peñascal Pujol. Vocal por Comisión Recursos Humanos del SNS
D. Pablo Bonal Pitz. Vocal por el Ministerio de Educación y Ciencia
Dª. Ana de Santiago Nocito. Vocal por el Ministerio de Educación y Ciencia
D. Ismael Sánchez Hernández. Vocal por el Consejo General de Colegios de Médicos
D. Epifanio de Serdio Romero. Vocal por la Sociedad Científica semFYC
D. Armando Santo González. Vocal por la Sociedad Científica SEMERGEN
Dª Patricia Chacón Caso. Vocal de Residentes
D. Francisco Javier Lucas Perez-Romero. Vocal de Residentes

martes, 19 de abril de 2011

Ya no nos quedan mas mejillas

Jesucristo dice: «Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra» (Mateo 5.38-39)
Ahora que estamos en semana de pasión viene magníficamente bien esta cita bíblica para aplicarla a la Medicina de Familia.
Hace unos meses fuimos abofeteados con la creación por decreto de las unidades docentes Multiprofesionales de las que ya he hablado en varias ocasiones en este blog.
Ahora, haciendo caso a lo que predico Jesús, ponemos la otra mejilla y recibimos la bofetada de la creación de la Especialidad de Urgencias.
Estos dos hechos son la muestra de la importancia que tiene nuestra especialidad para quien toma decisiones: NINGUNA.
Pero, aunque los medicos de familia somos como recuerda en su Blog, Sergio Minué, como ranas a las que nos van cociendo poco a poco y perdemos la capacidad de respuesta, en esta ocasión puede ser que hayan subido el fuego demasiado rápido.
semFYC ya se ha manifestado, junto a la sociedad española de medicina interna y la de medicina intensiva en contra de la medida y ya también ha habido muchos médicos de familia que han mostrado su opinión contraria.
Se nos han acabado las mejillas a los medicos de familia y no tenemos más para poner. Es el momento de manifestarnos en contra de todas las medidas que nos menosprecian como especialistas, que nos ningunean como profesionales y que intentan destruir una especialidad con unos valores propios e intransferibles y que siempre defenderemos, pese a quien pese.

PORQUÉ DEFIENDO QUE EL MÉDICO DE URGENCIAS ES EL MÉDICO DE FAMILIA


Cuando un residente de Medicina Familiar y Comunitaria se plantea durante su formación las ofertas profesionales que va a encontrar al terminar la misma, quizás una de las más frecuentes en los primeros años, sea la atención
a urgencias, tanto en el ámbito de la Atención Primaria, como en el ámbito hospitalario.
Esta propuesta profesional puede ser considerada por algunos compañeros como frustrante, al creer que realizando esta labor está perdiendo parte de su esencia
como Médico de Familia que ha sido inculcada a lo largo de los años de residencia, al no poder llevar a cabo parte de las competencias adquiridas.
Nosotros pensamos que esta visión es equivocada. Tal y como se recoge en el nuevo Plan Nacional de la Especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, el Médico
de Familia es y debe ser la puerta de entrada al sistema sanitario, dada su alta capacidad de resolución y su capacidad para la gestión de recursos, así como del
flujo de usuarios que acceden al sistema sanitario. Esta labor se hace desde la consulta de Atención Primaria, pero también desde los Dispositivos de urgencias de
Atención Primaria y desde los Servicios de Urgencias hospitalarios.
La Medicina de familia se caracteriza por la atención integral a la persona. Esto se consigue a través de 5 pilares básicos que definirían el perfil de un Médico de Familia.
El primero serían las competencias esenciales, en las cuales se incluyen la comunicación, el razonamiento clínico, la gestión y la bioética. 
El segundo pilar lo constituiría la Atención al Individuo, tanto de forma programada en la consulta de atención primaria o cuando surge una urgencia. 
El tercer pilar del Médico de Familia es la Atención a la Familia, al ser esta origen y destino de la enfermedad del paciente. 
El cuarto pilar y muy relacionado con el anterior es la Atención a la Comunidad. Por último y no menos importante, encontraríamos la Formación e Investigación que todo Médico de Familia debería hacer de forma constante, para mejorar su praxis diaria y con ello mejorar la atención a los usuarios.
Este perfil no es exclusivo del Médico de Familia que trabaja en Atención Primaria. También son estos los signos de identidad de todo Médico de Familia que desarrolla su labor asistencial en urgencias. 
En cuanto al primer punto, no hay duda que todo Médico de Familia,desarrolle su labor en el ámbito que sea, debe tener esas competencias esenciales de comunicación, razonamiento clínico, gestión y bioética. La atención al individuo,
sea en la consulta de Atención Primaria como en la atención en urgencias, constituye el centro del acto médico. La Atención Familiar, aunque tiene su máxima
expresión en la Atención Primaria, también adquiere un rol importante en la labor de los Dispositivos de urgencias de AP, ya que desde ellos se acude con mucha frecuencia a los domicilios a atender a los usuarios, realizando aún sin ser muy conscientes de ello, asistencia a la familia. Por su parte, los Médicos de Familia que trabajan en los Servicios de Urgencias Hospitalarios también realizan esta Atención Familiar, aunque esta sea realizada fuera del espacio propio de la familia. La Atención Comunitaria es también común a todos los espacios en los que el Médico de Familia desempeñe su labor. Siempre que atendemos a un paciente, sea en Atención Primaria o en consulta de Urgencias, identificamos necesidades de salud, realizamos educación sanitaria, estudiamos el entorno del usuario para aportar soluciones factibles. Por último, creemos que no es necesario abundar en como la formación y la investigación deben ser primordiales para todos los Médicos de Familia, trabajen en un consultorio local de un pueblo de 1200 habitantes, en un Dispositivo de urgencias de AP con 150 demandas diarias o en un Servicio de Urgencias de un hospital de tercer nivel.
Como se desprende de esta reflexión, todo Médico de Familia que desarrolle su labor bien en los Servicios de Urgencias hospitalarios, bien en los Dispositivos de Urgencias de AP o bien en Atención Primaria, debe responder a un mismo perfil y con sus peculiaridades propias de cada entorno realiza una labor igual de importante dentro del sistema sanitario.
Somos la puerta de entrada al sistema de salud. Somos MEDICOS DE FAMILIA.



Casi 30 razones para decir NO a la especialidad de urgencias

Transcribo la nota de semFYC para defender su posición contraria a la creación de la especialidad de urgencias.
Totalmente de acuerdo
Casi 30 razones para decir NO a la especialidad de urgencias

1. La urgencia es un área de capacitación propia del médico de familia,

planificada durante su formación durante el período MIR.

2. El desarrollo de la Troncalidad y la creación de un Área de

Capacitación Específica (ACE) de Urgencias como disciplina de alta

especialización desde la formación en otras especialidades, es la

propuesta por la que apostamos, tal y como se prevé en la Ley de

Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) y que lleva más de

10 años solicitando el Consejo Nacional de Especialidades Médicas.

3. Los profesionales vía MIR han adquirido durante la realización de su

especialidad una formación en conocimientos y habilidades de

calidad, pertinente para resolver los problemas urgentes Esta

cualificación está planificada y contemplada en los programas

docentes de las especialidades.

4. Los mapas de competencias de urgencias definidos hasta ahora

poseen competencias que son comunes al mapa de competencias del

médico de familia. SemFYC dispone de un Documento que define y

desarrolla los principales contenidos formativos del Área de

Capacitación Específica de Urgencias y Emergencias (ACE).

5. Así pues, ya existen especialidades (medicina de familia, interna e

intensiva) para atender urgencias, por tanto no es necesario crear

una nueva especialidad.

6. En este momento, los médicos de familia son los especialistas MIR

más valorados por los gestores para la contratación en Servicios de

Urgencia intra y extrahospitalaria, por su formación de calidad e

integralidad de su abordaje.
7. La incorporación y contratación masiva de estos especialistas a los

diferentes dispositivos de urgencias durante los últimos 10 años ha

permitido mejorar la continuidad de cuidados a los ciudadanos y la

coordinación entre niveles asistenciales.

8. La inmensa mayoría de profesionales de urgencias son en la

actualidad Médicos de Familia (en ocasiones hasta el 80% de las

plantillas) y de otras especialidades (fundamentalmente Medicina

Interna y Medicina Intensiva).

9. Las situaciones urgentes y emergentes se presentan tanto en el

primer nivel asistencial (medio rural, consulta de Atención Primaria,

consultas de Atención continuada) como en el nivel hospitalario.

10.La mayoría de países, sean o no de nuestro entorno, no cuentan con

especialidad en urgencias, presentando a menudo adecuados niveles

de calidad (Francia, Alemania…). Nuestro modelo sanitario apuesta

por una única vía de entrada al sistema y por un abordaje integral de

la salud.

11.La atención primaria, como puerta de entrada del sistema sanitario,

debe ser el punto de inicio de la atención urgente. Los médicos

especialistas en medicina familiar y comunitaria deben estar en

disposición de realizar la primera valoración y atención de estos

pacientes, contando con los recursos humanos necesarios y la

remuneración pertinente para llevar a cabo dicha tarea.

12.Las reformas previstas en el espíritu de la LOPS van encaminadas a

integrar ámbitos de actuación, pues recuerda que nuestro país tiene

aprobadas 49 especialidades, mientras que la media de los países de

nuestro entorno (UE) es de 30 especialidades.

13.No existen datos que permitan afirmar que el incremento del gasto

económico que ocasionaría la creación de la especialidad se

correlacionaría con una mejora de la calidad a la atención a los

ciudadanos.

14.Crear una especialidad de urgencias generaría tres modalidades de

profesionales para un único ámbito de atención: especialistas en

urgencias, otros médicos especialistas y médicos sin especialidad.
15.La existencia de una nueva especialidad podría redundar en un

incremento en la descoordinación entre los niveles asistenciales,

problema esencial en nuestro país.

16.Los problemas de la urgencia (saturación, presión asistencial, burn

out…) son debidos a la mala gestión, deficiencias organizativas del

resto del sistema sanitario y/o falta de recursos y no a la capacitación

de los médicos que allí trabajan.

17.Crear esta especialidad respondería a la presión de un colectivo y no

a las necesidades reales de los ciudadanos y del sistema sanitario.

18.Asistimos a la progresiva creación en las Urgencias de unidades

especializadas (Unidades de Coronarias, Unidades de Ictus, Unidades

de Quemados…). Se hace necesario en urgencias un profesional con

un perfil más global.

19.Las tres Sociedades que más Socios tienen en las áreas de Urgencia

(SEMFYC, SEMI, SEMICYUC) y la Comisión Nacional de Especialidades

médicas, están de acuerdo en que NO es necesaria una nueva

especialidad.

20.Para que un área de la medicina se considere como una especialidad,

deben coincidir 4 conceptos: campo de actuación diferenciado, cuerpo

de conocimiento propio, paradigma de actuación y orientación

específica. La urgencia no tiene un cuerpo de conocimiento exclusivo,

sino transversal, y consta de un paradigma de actuación compartido

con otras especialidades.

21.La existencia de una especialidad con un ámbito tan concreto permite

poca movilidad y cambio del puesto de trabajo.

22.Probablemente, muchos profesionales que desean la especialidad no

la querrían si para ello tuvieran que renunciar a la que ya tienen (es

en realidad lo que les piden a los futuros especialistas).

23.Las encuestas indican que el ciudadano está satisfecho, en general,

con la calidad científica de la atención recibida en urgencias.

24.La percepción social está sesgada al pensar que las urgencias son

mayoritariamente emergencias vitales de aparente complejidad, lo

que podría justificar socialmente la hipotética especialidad de

urgencias.
25.La mayor parte de urgencias atendidas en un Hospital (hasta un

60%) corresponde a patologías que pueden resolverse en los centros

de Salud. Debe adquirir cada vez más relevancia la Atención

continuada en Centros de Salud y Unidades ambulatorias.

26.Actualmente existe un flujo desproporcionado e inadecuado de los

pacientes a los servicios de urgencia hospitalarios, por problemas

banales, de organización en otras áreas del sistema sanitario,

problemas sociales o porque se confía más en la efectividad de estos

servicios. La difusión de la idea de la existencia de un “especialista en

urgencias” incrementaría este flujo, lo que va en contra del uso

eficiente de los recursos.

27.Los pacientes vistos en el hospital son sometidos a mayor número de

pruebas (yatrogenia e incremento del gasto).

28.La sobrecarga de urgencias hospitalarias injustificadas incide en el

detrimento de la atención de los pacientes en situación de riesgo

vital.

lunes, 18 de abril de 2011

BISFOSFONATOS Y RIESGO DE FRACTURAS ATÍPICAS DE FÉMUR

De nuevo los Bifosfonatos en la picota.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha emitido una nota informando a los profesionales sanitarios sobre las conclusiones de la revisión llevada a cabo en Europa sobre la asociación de fracturas atípicas de fémur y el uso de bisfosfonatos.

En esta nota se concluye que: Los bisfosfonatos se asocian con un incremento del riesgo de aparición de fracturas atípicas femorales, por lo que se recomienda a los profesionales sanitarios lo siguiente:
  • examinar ambas extremidades en pacientes tratados con bisfosfonatos que puedan presentar una fractura atípica femoral, ya que frecuentemente son bilaterales
  • valorar la suspensión del tratamiento con el bisfosfonato en base a la situación clínica del paciente, en caso de que se sospeche la aparición de una fractura atípica
  • reevaluar periódicamente la necesidad de continuar el tratamiento con bisfosfonatos en cada paciente, particularmente después de 5 años de tratamiento.
Habrá que seguir atentos con este grupo farmacológico.

¿Está preparado el sistema sanitario para el "Paciente Empoderado"?

Después de una semana complicada, encuentro un poco de tiempo para escribir una reflexión que llevo varios días madurando.
Hace unos días acudío a la consulta un paciente solicitando, justo el día que terminaba las sesiones de rehabilitación, más rehabilitación porque consideraba que necesitaba más, en contra del criterio de los fisioterapéutas. La semana anterior otro paciente vino a la consulta para solicitar tiras de glucemia a pesar de que no era diabético, pero que quería hacerse un control de glucemia capilar cada 4 días en su domicilio.
Son dos casos igual extremos pero es un botón de muestra de que el paciente, en ocasiones, lo quiere todo y si puede ser un poco más, aún mejor.
Posteriormente ley en un magnífico post en el Blog de Miguel Ángel Máñez "Salud con cosas", que hablaba de la llamada desinversión basada en la evidencia, que defiende la política de dejar de financiar lo que es ineficiente.
Al leer el post pensé en estos pacientes y como a ellos les daba igual que fuera o no eficiente lo que planteaban. Lo importante era su exigencia y si de ellos dependiera se financiarían tiras reactivas de glucemia para todo el mundo y rehabilitación indefinida para cualquiere persona mayor de 60 años.
Soy un firme defensor de el modelo de relación médico paciente participativo en el que el paciente debe asumir una parte de la responsabilidad en la toma de decisiones que afectan a su salud o su enfermedad, y así se lo transmito a los residentes que están conmigo, pero todo tiene que tener un límite.
No creo que estemos, en esta sociedad española acostumbrada al todo gratis, preparados para asumir que el paciente participe activamente en la toma de decisiones importantes que afecten a los sistemas sanitarios: todos los paciente querrían un médico a tiempo completo, un endocrino de guardia para cada diabético, un cardiologo para cada cardiópata y un ginecólogo para cada mujer.
Por desgracia, necesitamos antes de esto un trabajo previo: convencer a todo el mundo que la sanidad cuesta mucho dinero y que si no se gestiona de forma eficiente desembocaremos en un sistema sanitario en el que quien tenga poder económico tendrá acceso a una sanidad y quien no lo tenga se tendrá que conformar con una sanidad de beneficencia.

martes, 12 de abril de 2011

AP12: Abril: Atención Primaria, de una parte al todo

Transcribo la entrada de Abril de atención primaria: 12 meses doce causas



Abril: Atención Primaria, de una parte al todo

El cuento es un género universal que nos aporta la forma de inventar el mundo a través de la historia narrada y nos invita a darle continuidad más allá de la palabra. Esta continuidad es el hilo que une la reflexión de su lectura crítica y la posibilidad de promover la acción, el cambio. Así mismo, es un recurso sin limitaciones en cuanto a perfil de lector se refiere.
Estas son las principales razones por las cuales utilizaremos, como enlace introductorio a nuestro texto, el cuento: “The Gatekeeper and the Wizard” publicado hace más de dos décadas, que puede ser leído al completo en el enlace. A través de sus personajes podemos identificar los protagonistas de nuestro sistema sanitario, con el objetivo de dibujar una (casi) perfecta interacción entre ellos que oriente la respuesta a la clásica pregunta de quién debe hacer qué y dónde.
Según la relación descrita entre los diferentes personajes, la Atención Primaria deberá ser la encargada de recibir a los pacientes y de dar respuesta a los problemas de salud, sin que la inmediatez defina esta capacidad de respuesta; en cambio, la Atención Hospitalaria atenderá a aquellos pacientes que requieren una visión y cuidados complementarios a la de Atención Primaria. Ambos disponen de las citadas bolas de cristal singulares para cada uno de ellos y que utilizan en el contacto personal con el paciente, pero existen otros protagonistas que, sin bola de cristal, también son relevantes en el sistema sanitario. Por ejemplo, los que deben asegurar una adecuada disponibilidad y gestión de los recursos para cada uno de los eslabones o aquellos que promueven tanto la autonomía del paciente como la necesaria desmedicalización de la sociedad.
Cuando se ha definido previamente a la Atención Primaria como el guardián que recibe a los pacientes, se le asignaba directamente una función de filtro. Para ejercerla, por un lado, debe adquirir una mayor autonomía y capacidad resolutiva, evitando de esta forma la fragmentación de la atención al paciente, la duplicidad de las actuaciones. Pero por otro lado, en cooperación con el resto de protagonistas, debe desligarse de la excesiva actividad burocrática y ser reconocido como ese eslabón coordinador de contacto y de inicio de comunicación bidireccionales.
El uso no adecuado de las bolas de cristal, las competencias borrosas de los diferentes personajes, la implantación de modelos jerárquicos, el deslumbramiento por lo inmediato y la innovación tecnológica o la inadecuada gestión de los recursos transforman el sistema en insostenible, de escasa efectividad y poco equitativo. Debido a ello, el “cómo” es una pregunta que debe responderse de forma urgente ante la situación económica actual que, sin olvidar el objetivo principal de lograr una atención sanitaria de calidad, requiere una re-estructuración en la gestión del sistema (del TODO) sin olvidar los roles de cada una de las PARTES (según el quién-el qué- y – el dónde, ya esbozado en el texto).
Previo al punto y final, recomendar, por un lado, las propuestas que plantea este texto esperando que las letras lleven a la acción, y por otro la esclarecedora explicación de Noreena Hertz sobre el uso adecuado de los expertos.
Autora:
Elena Serrano. Médico de Familia. Fòrum Català d’Atenció Primària (FOCAP)
MATERIAL COMPLEMENTARIO
- Traducción al castellano del cuento “El guardián y el mago”.

DÍA MUNDIAL DE LA ATENCIÓN PRIMARIA: NO ESTÁ MUERTA

Hoy 12 de Abril se celebra el Día Mundial de la Atención Primaria y desde ayer están proliferando en la blogosfera sanitaria entradas en los Blogs y comentarios en las redes sociales que hacen referencia al, probablemente, nivel más importante de los sistemas sanitarios: La Atención Primaria.
Me ha sorprendido el gran número de compañeros que han puesto su énfasis en las dificultades por las que está pasando la Atención Primaria, en lugar de en las bondades de la misma.
Supongo que será porque aún no esta muerta. Cuando alguién muere todo el mundo recuerda solamente los puntos buenos y si estamos analizando los malos, será porque no está muerta.
Y no está muerta porque los pacientes siguen confiando en "sus" médicos, siguen buscando en ellos no solo una cualificación científico-técnica, sino una persona que además de estar bien formado para poder diagnósticar su enfermedad y proponerle un tratamiento adecuado, les escuche y les comprenda.
No está muerta porque hay miles de médicos y de enfermeras que se creen lo que están haciendo aún cuando las condiciones sean dificiles y complicadas.
No está muerta porque en las encuestas de satisfacción, aún sale mejor parada la atención primaria que la hospitalaria en un sistema hospitalocentrista que es muy dificil de cambiar.
No está muerta porque está demostrado que la Atención Primaria es muchísimo más eficiente que otro nivel asistencial en cuanto a conseguir lo único importante: LA SALUD DE LAS PERSONAS.

Y no va a morir, porque siempre van a existir personas que quieran ser MÉDICOS DE ATENCIÓN PRIMARIA: MÉDICOS DE PERSONAS.

sábado, 9 de abril de 2011

Actividades Comunitarias del C. S. Gran Capitán

Trascribo noticia aparecida en la sección de noticias del Servicio Andaluz de Salud, sobre actividades de promoción de la salud del Profesionales del Centro de Salud Gran Capitán
Agradecimientos a los que las han realizado.


Sanitarios del centro de salud Gran Capitán instruyen a un centenar de alumnos del IES Fray Luis de Granada en técnicas de reanimación
Los jóvenes, alumnos de ESO, han utilizado maniquíes de prácticas para saber cómo actuar en caso de ser testigos de una parada cardiorrespiratoria
Cerca de un centenar de alumnos del Instituto de Enseñanza Secundaria Fray Luis de Granada de la capital ha participado en tres talleres impartidos durante los días 6 y 7 de abril por profesionales sanitarios del centro de salud Gran Capitán, adscrito al Distrito Sanitario Granada. El objetivo de esta actividad es que los adolescentes aprendan maniobras de reanimación cardiopulmonar básica (RCP) y sepan cómo actuar en caso de ser testigos de una parada cardiorrespiratoria.
Los jóvenes, de entre 14 y 15 años, han conocido también qué actitud deben adoptar en caso de enfrentarse ante heridas o quemaduras. Para ambas situaciones han utilizado maniquíes específicos propiedad del distrito para el entrenamiento periódico de su propio personal.
Con esta iniciativa se pretende que el mayor número posible de personas se formen en técnicas de reanimación cardiopulmonar para saber cómo actuar en caso de tener que atender a una persona que ha sufrido una herida o quemadura, posibilitando que se conviertan así en los primeros agentes de la cadena de supervivencia y sean un elemento básico para disminuir la mortalidad y las secuelas que ocasionan las paradas cardíacas.
Ésta es una de las actuaciones recogidas en el vigente Plan Integral de Atención a las Cardiopatías de Andalucía, elaborado por la Consejería de Salud y se incluye en las actividades que se llevan a cabo dentro del programa Forma Joven, que el centro de salud Gran Capitán desarrolla en este centro docente desde 2009.
Inmediatez en la actuación
Tanto la mortalidad que provoca la enfermedad coronaria como la originada por otras situaciones de emergencia pueden disminuir si se realizan una serie de acciones, todas ellas importantes, y que conforman la denominada cadena de supervivencia. Para ello, es necesario el reconocimiento precoz de los síntomas de la parada cardiorrespiratoria y la activación inmediata del sistema de emergencias, así como la aplicación precoz y adecuada, dentro de los cuatro primeros minutos, de las técnicas de reanimación cardiopulmonar básica.
La enfermedad coronaria es la primera causa de mortalidad en los países industrializados y hasta un 50% de las muertes que originan son súbitas. En nuestro país se producen anualmente más de 25.500 paradas cardiorrespiratorias, el 60% de ellas en presencia de otras personas.
Por otra parte, los sanitarios de la unidad de gestión clínica Gran Capitán llevan a cabo en los centros docentes actividades de intervención básica antitabaco con los jóvenes que consultan por cualquier problema relacionado con el hábito de fumar. Así, han puesto en marcha actividades de intervención grupal antitabaco con un grupo de chicos y chicas que solicitaron ayuda de forma colectiva.

domingo, 3 de abril de 2011

Érase una vez hace 40 años

... que el ministro de la época acudió a Granada e inauguró un Ambulatorio en la calle Gran Capitán.

Noticia en ABC Sevilla 1971

40 años después ese ambulatorio de especialidades se ha transformado en un centro de salud que atiende a casi 40.000 pacientes y en el que trabajan entre médicos de familia, pediatras, enfermeras, administrativas, auxiliares, celadores, fisioterapeutas, técnicos de rayos, limpiadoras, vigilante jurado y residentes cerca de un centenar de personas.
El viernes nos juntamos para celebrar de forma interna ese cumpleaños y os aseguro que la sensación de orgullo ha sido inmensa al ver a todos juntos compartiendo las viandas que habíamos llevado entre todos e intentando cantar un himno que nuestro pediatra trovador y bloguero (Dr Bolivar) había compuesto para la ocasión.

Gracias a todos por hacer equipo.

sábado, 2 de abril de 2011

Atrévete con la MEDICINA DE FAMILIA

Esta mañana y con motivo del inicio el próximo lunes 4 de Abril de 2011 de la asignación de plazas MIR de este año, el amigo Vicente Baos ha iniciado en su Blog El supositorio una campaña llamada Atrévete con la Medicina de Familia destinada a informar a los futuros médicos especialistas en formación de las razones de elegir ser médicos de personas: médicos de familia.



Sumándome a la idea os dejo una recopilación de reflexiones de compañeros que expresan mucho mejor de lo que yo podría hacer nunca lo que significa la medicina de familia y que espero que iluminen a los médicos jóvenes a elegir la especialidad médica más completa e integral de todas.

"Sí. Lo que más me gusta, de mi trabajo, es pasar consulta.
Ese paseo cotidiano por la vida de decenas de personas que me permite ganarme la vida honradamente, que me causa tensión e hipertensión, que me da malos ratos y alegrías, que me aburre o me llena, pero que nunca me deja indiferente.
Me gusta la consulta porque es la medicina; me gusta preguntar, ver, escuchar, explorar, pensar, dudar, decidir, explicar.
Me gusta hacer y hacerme preguntas, intuir, planear;  puedo a veces casi sentir la acción de mi cerebro, mi latido cardiaco, la emoción de creer que sé y la angustia de no saber, mucho más útil, más movilizadora, más creativa.
Me gusta la consulta porque puedo enseñar, me gusta observar esa cara de asombro de quien ve un tímpano, o escucha un soplo, o palpa un hígado por primera vez; es un instante inolvidable en su trayectoria profesional que tengo la inmensa suerte de compartir.
Me gusta la consulta porque puedo aprender, allí aplico lo que aprendo por fuera y fuera me es inmensamente útil lo que aprendo por dentro.
 



Aprendo también de quienes pasan las consultas de al lado, compartimos placas de tórax, papeles que se acaban, el cuarto de baño, reuniones, protocolos, cansancio, incertidumbres.
La consulta, en fin, me permite vivir varias vidas.
La consulta me da mucho más de lo que me quita. 
Y por eso me ha gustado participar en esta vigésima edición del Congreso de mi Sociedad Científica, porque me va a servir para la consulta.
 A Joaquín, le puedo proponer, sin faltar a la evidencia, un plan de dieta-ejercicio como alternativa a las pastillas que tan poco le gustan. A Victoria ya no le doy más la “dieta de 1500 calorías” sino la forma de apuntarse al “Un millón de pasos”. Citaré a Julia que dice que ella nunca ha jugado al tenis ni al pádel sino a la fregona, para infiltrarle el codo. Abriré ventanas a Internet desde ese ordenador que me roba la vista y sabré mejor qué, cómo y dónde buscar las respuestas. Hablaré con José Miguel que tiene un cáncer de pulmón metastásico, de voluntades anticipadas buceando en sus inquietudes y deberíamos hablar su oncólogo y yo. Llevaré mejor el tratamiento anticoagulante de Juan, que nos trae de cabeza a ambos. Tengo que revisar las espirometrías de Salvador y hacer la próxima siguiendo bien todos los pasos. A mi Jennifer, asidua de la píldora postcoital, le voy a proponer el Implanon. Voy a cambiar las pastillas caducadas del armario por vendas y tijeras que ya sé poner vendajes funcionales. Creo que me dan menos miedo las arritmias, el monitor, el ambú y en las urgencias vitales no tendré que salir corriendo a buscar a un compañero de los que hacen guardias. Voy a hacerle un doppler a Ricardo, fumador e hipertenso, que creo que ese dolor de la pierna no va a ser “de los huesos”. En la próxima visita a Agustina, de 91 años, tengo que coger su caja, bueno su “lata” de las pastillas y rehacer todo el tratamiento. Le diré a Rosa que voy a empezar a poner DIU. Y a Cristina, mi R1, le llevo una gran noticia: ¡la medicina de familia es una especialidad de futuro, con grandes perspectivas!... ¡una especialidad en expansión!" 

"Me apasiona mi trabajo porque me apasionan las personas con sus corazones, sus tripas, sus desechos, sus ojos evasivos."
Ánimo y elegid se Especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria: Médicos de Personas